Wednesday, March 09, 2005

Ayer nos dejó una magnifica persona

Era mi abuela. Era una mujer que se quejaba mucho, llevaba años diciendo que se iba a morir, y ayer, por fin, cumplió su amenaza.
No voy ha hablar de su vida, que fué, supongo, como la de todos los de su generación. Llena de hambre, de sufrimiento, de hijos...
Os hablaré del entierro. Ha sido hoy, y era un día precioso. Allí estaba mi familia, y un montón de amigos (ella era una persona muy querida). La misa ha sido algo horrible, de verdad que a los cristianos les cunsuela "la palabra del señor"? Ese hombre no ha hablado de ella, no ha contado que fué una mujer que luchó, que lloró, que amó... Ha sido extraño, no ha mencionado la palabra amor, y eso que , se supone, es lo que es su Dios. Ha hablado de las cartas de un tipo, que ni la conoció a ella ni a los que dejó (nos dejó) detrás. Se vé que hablaba con una tribu que moría casi cada día, y tenian problemas con el tema. Luego la han emparedado. Creo que ese ha sido el momento mas real de la ceremonía. Por que le siguen llamando enterrar, si la mujer está a 3 metros de altura? Habían dos operarios, los tipicos currantes. Tenían un ascensor de manivela, que hacía un ruido horrible cada vez que la rueda daba una vuelta. Que sonido mas tétrico, menos mal que ella no lo escuchaba... Después han dado 5 paletadas de cemento, un acto repetido hasta la saciedad, y que hoy, tenía un significado especial. Y así ha sido su final, comenzó bautizada con agua y acabó con cemento. Es que, en el fondo, nos estamos volviendo cucarachas.

Tuesday, March 01, 2005

El lleno de bastarse solo

Antes me bastaba estar conmigo. Era una sensación agradable, saber que no necesitas a nadie para ser feliz. Pero ya no me ocurre eso. Dependo continuamente de las reacciones de los demás, esperando una respuesta a mis acciones, buena o mala, para sentir que estoy ahí. No emito ninguna luz, y he de observar las sombras que produzco en la de los
demás, como un espejo esperando a que Alicia pase a través de él. Por que? Quizá porque me he dado cuenta de que mi luz no era tan brillante como suponía, y eso hace que ahora no la vea. Busco aquel foco que, creía, deslumbraba a los demás, y solo veo una mortecina llama frente a mi.
Pero eso ha de acabar. He comprendido que una hoguera, una verdadera hoguera, de las que podrían guiar un barco en una oscura noche tormentosa no se inflama por ella sola, hay que alimentarla. Y yo alimentaré la mía con los leños de mi experiencia, con las múltiples acciones que hago al cabo del día, y a las que no prestaba atención. No, no tengo aquella nova que creía brillar perpetuamente dentro de mi, nadie la tiene. Pero conseguiré proyectar una sombra tan larga en vuestro espiritu que volveré a ser el que era, una maldita estrella brillando entre tinieblas, el centro de mi universo, donde rotaís vosotros, todos.

Saturday, February 19, 2005

El acelerado ritmo de un corazón ansioso

Es un ritmo acelerado, como si se quisiera salir del pecho, que me dice a cada segundo que no estoy bien. Debería hacerle caso? Yo creo que si, pero entonces me asustaría. Es mejor ignorar a este desvencijado y pateado musculo mio.
Anoche? Arte y alcohol, en una peligrosa combinación. Textos lanzados hasta las 4 de la mañana. Serían buenos? Para mi si, me ayudaron a recuperar una parte de lo que soy. Pero no sé si valió la pena el precio

Friday, February 18, 2005

La primera estrofa es siempre la mas dificil de escribir

Porque escribir un blog? No lo sé, quizá es exibicionismo pueril, o ansia de reconocimiento. La cosa es que aquí estoy, lanzando mensajes al mar en botellas hechas de ceros y unos, con la esperanza de escapar de esta isla de anonimato.
Este va a ser el espejo que me devuelva cruel las imágenes que he estado esquivando todo este tiempo, con la esperanza de que, si grito las cosas a los demás, quizá acabe por oirlas yo también.
Hoy es viernes, y empieza el fin de semana... Que curiosos son esos dias en los que nadie tiene nada que hacer, y por eso, se buscan la ocupación de ser felices, agotadora tarea para unos, feliz dejarse llevar para otros. Y yo? Yo quiero dejarme llevar, pero no puedo,. No debo dejar arrastrarme por la corriente, poeruqe la corriente melleva donde no quiero ir, a un calmo remanso de autocomplaciencia, con unas aguas demasiado poco profundas para ser interesantes. Prefiero nadar hacia donde están los tiburunes. Si, ellos muerden, pero eso te hace sentir vivo.